lunes, 7 de abril de 2008

Los Granos se han vuelto locos

Simon el justo fue uno de los últimos miembros de la magna asamblea. El solía decir: El mundo se sostiene sobre tres cosas: El estudio de la Tora, es servicio y los actos de bondad
(Pirkey Abot 1, 2)

Un día como hoy (2 de Nisan) del año 1492 la reina Isabela y el rey Fernando firman los decretos de expulsión de todos los Judíos que no se conviertan al cristianismo.
Estimados lectores, les dejo este excelente articulo publicado en el New York Times que trata sobre la crisis alimentaria y sus causas.
Como ya estamos acostumbrados, omite proponer una evolución al vegetarianismo en la solución, pero si deja claro que el origen del problema esta en el aumento del consumo de carne en los países emergentes como China.
La Tora y tradición judía resaltan la importancia de alimentar al hambriento y cuidar los recursos del planeta y ese es otro motivo mas por el que pedimos humildemente desde este espacio la evoluci
ón al vegetarianismo basado en valores Judaicos y en la Sagrada Tora.
El articulo original lo pueden encontrar en:
http://www.nytimes.com/2008/04/07/opinion/07krugman.html
La traducción la hice basandome en el traductor automático de google y luego la revise.

Los Granos se han vuelto locos

Paul Krugman
Ir al »Blog: La Conciencia de un liberal http://krugman.blogs.nytimes.com/



En estos días se escucha mucho sobre la crisis financiera mundial. Pero hay otra crisis mundial en curso - y esta lastimando muchas mas personas.

Estoy hablando de la crisis alimentaria. En los últimos años los precios del trigo, maíz, arroz y otros alimentos básicos se han duplicado o triplicado, gran parte de este aumento tuvo lugar sólo en los últimos meses. El alto precio de los alimentos consternó incluso a los relativamente ricos americanos - pero son realmente devastadores en los países pobres, donde los alimentos muchas veces representan más de la mitad del gasto de una familia.

Ya ha habido disturbios por la alimentación en todo el mundo. Países proveedores de alimentos, desde Ucrania a la Argentina, han ido limitando las exportaciones, en un intento de proteger a los consumidores nacionales, dando lugar a airadas protestas de los agricultores - y haciendo las cosas aún peor en los países con la necesidad de importar alimentos.

¿Cómo sucedió esto? La respuesta es una combinación de las tendencias a largo plazo, la mala suerte - y la mala política.

Empecemos con las cosas que no son culpa de nadie.

Primero, está la marcha de los Necrófagos (personas que se alimentan con cadáveres) chinos - es decir, el número creciente de personas en las economías emergentes que se encuentran, por primera vez, lo suficientemente ricos como para comenzar a comer carne como los occidentales. Dado que lleva alrededor de 700 calorías de alimentos animales para producir una pieza de 100 calorías de la carne de vacuna, este cambio en la dieta aumenta la demanda global de granos.

En segundo lugar, está el precio del petróleo. La agricultura moderna es altamente intensiva y utiliza muchisima energía: una gran cantidad de BTU's en la producción de fertilizantes, y tractores, no menos importante, el transporte de los productos agrícolas para los consumidores. Con el petróleo persistentemente por encima de 100 dólares por barril, los costos de energía se han convertido en un importante factor de influencia en los gastos agrícolas.

Los elevados precios del petróleo, por cierto, también tienen mucho que ver con el crecimiento de China y otras economías emergentes. Directa e indirectamente, este aumento de los poderes económicos están en competencia con el resto de nosotros por los escasos recursos, como el petróleo y tierras de cultivo, aumentando los precios de las materias primas de todo tipo.

En tercer lugar, ha habido una seguidilla de mal tiempo en las principales zonas de cultivo. En particular, Australia, normalmente segundo mayor exportador de trigo del mundo, ha sido afectado por una sequía épica.

OK, digo que estos factores detrás de la crisis alimentaria no son culpa de nadie, pero eso no es totalmente cierto. El ascenso de China y otras economías emergentes, es la fuerza motriz principal de los precios del petróleo, pero la invasión de Iraq - cuyos proponentes prometieron que daría lugar al petróleo barato - también ha reducido el suministro de petróleo por debajo de lo que habría sido de otro modo.

Y el mal tiempo, especialmente la sequía de Australia, está probablemente relacionada con el cambio climático. Por lo tanto, los políticos y los gobiernos que han pasado por alto el camino de la adopción de medidas sobre gases de efecto invernadero tienen cierta responsabilidad en la escasez de alimentos.

Donde los efectos de la mala política son claros, sin embargo, es en el aumento del demonio de etanol y otros biocombustibles.

La conversión de cultivos subvencionados en combustible se suponía que era para promover la independencia energética y ayudar a limitar el calentamiento global. Pero esta promesa fue, según la revista Time, directamente una "estafa".

Esto es especialmente cierto en el caso del etanol de maíz: incluso según estimaciones optimistas, la producción de un litro de etanol a partir de maíz requiere casi tanta energía como la que contiene contiene el litro. Pero resulta que incluso aparentemente "buenas" políticas de biocarburantes, como la de Brasil y el uso de etanol de la caña de azúcar, aceleran el ritmo del cambio climático mediante el fomento de la deforestación.

Y mientras tanto, las tierras utilizadas para el cultivo de materias primas para biocarburantes no esta disponible para cultivar alimentos, entonces los subsidios a los biocarburantes son un factor importante en la crisis alimentaria. Es posible que lo expresarlo de esta manera: las personas están muriendo de hambre en África a fin de que los políticos americanos puedan conseguir votos en los estados agrícolas.

Ah, y en caso de que se esté preguntando: todos los demás contendientes presidenciales son terribles en este tema.

Una cosa más: una de las razones que la crisis alimentaria se ha hecho tan grave, tan rápidamente, es que los principales actores del mercado de granos fueron complacientes.

Los gobiernos y los comerciantes privados de grano acostumbran mantener grandes inventarios en tiempos normales, en caso que una mala cosecha cree una escasez repentina. Con los años, sin embargo, estos inventarios de precaución se tundieron a reducirse, sobre todo porque todo el mundo llegó a pensar que los países que sufren pérdidas de cosechas siempre pueden importar los alimentos que necesitan.

Este abandonó dejo al mundo en un delicado equilibrio de alimentos altamente vulnerable a una crisis que afecte a muchos países a la vez - de la misma manera que la comercialización de valores financieros complejos, que se suponía fuera a diversificar el riesgo, dejo a los mercados financieros mundiales altamente vulnerable a un shock global.

¿Qué se debe hacer? La necesidad más inmediata es el aumento de la ayuda a las personas en peligro: El Programa Mundial de Alimentos las Naciones Unidas hizo un desesperado llamamiento para obtener más fondos.

También necesitamos un empujón en contra de los biocarburantes, que a su vez han sido un terrible error.

Pero no es claro cómo se puede hacer mucho. Alimentos baratos, como el petróleo barato, puede ser una cosa del pasado.

2 comentarios:

ZEN dijo...

Interesante blog, estamos en contacto, te añado a mis enlaces. ;)

Anónimo dijo...

leo,
espero que hayas visto y/o sigas viendo en esta semana por animal channel,planet green a las 23:00hs(medio ambiente,ecología,calentamiento global).
Laura B.